¿Cómo evitar que mi perra salga embarazada?

Las personas que tienen una perra en su casa saben que a veces es necesario evitar que salga preñada por muchas razones pudiendo mencionar el espacio o la economía.

Los embarazos no deseados pueden traer como consecuencia la sobrepoblación de perros que en muchos casos son muy difíciles de mantener, es por ello que los cuidadores deben tomar medidas para evitar dicha situación.

La intervención quirúrgica para evitar embarazos en las hembras caninas se denomina ovariohisterectomía y es rutinaria en las clínicas veterinarias, pero aun así esta práctica está envuelta en ciertos mitos que hacen que las personas teman de dicha operación.

Una perra llega a la madurez sexual cuando cumple de 6 a 8 meses dependiendo del tamaño de la raza, en razas pequeñas es más pronto que las de mayor tamaño.

Cuando la perra está lista para aparearse entra en la fase de “estro”, esta es una etapa físicamente visible porque la vulva se vuelve más grande y se ablanda, además elevará la pelvis,  apartará la cola y su conducta será mucho más amistosa con el sexo opuesto.

Una perra después del apareamiento tendrá un periodo de gestación de aproximadamente 2 meses y podría dar a luz de 4 a 8 cachorros, la capacidad de reproducción es alta porque esta especie puede parir 2 veces al año, lo cual significa que es capaz de parir un promedio de 120 cachorros durante toda su vida.

Si tomamos en cuenta que los cachorros que tiene la perra también podrán reproducirse entonces es fácil entender porque es mejor evitar este problema tan complicado.

Opciones para que una perra  no quede embarazada

Mantener el control sobre un animal puede resultar algo difícil, pero acá podrás conseguir algunos tips para evitar el embarazo no deseado de tu perra.

  • Alejarla de los perros en la etapa de “estro”, tienes que estar pendiente de las señales que indican que tu perra está en celo para así evitar un encuentro con un macho que pueda embarazarla, esto es tan sencillo como tratar de mantenerla encerrada y pasearla a horas intempestivas evitando el encuentro con perros en la calle.
  • Si tienes un perro conviviendo con ella también es buena opción castrarlo, aunque un perro puede seguir embarazando durante 5 meses después de haber sido operado.
  • Terapia anticonceptiva, esta opción es muy usada ya que se trata de fármacos que inhiben el celo y evitan que tu perra quede embarazada, este tipo de tratamiento tiene desventajas de trabajar con hormonas que se relacionan directamente con el crecimiento de enfermedades y tumores, las cuales están relacionadas con el útero, los ovarios y están catalogadas como efectos secundarios no deseados.
  • Esterilizar, esta es la opción más costosa y definitiva para evitar el embarazo de tu perra, consiste en practicar una ovariohisterectomía que se trata de la extracción del útero y los ovarios. A la larga es la opción más sana porque así evitas sobre medicar a tu mascota con hormonas a lo largo de toda su vida.

Cuando decides ir por la opción quirúrgica puedes pensar que es algo caro, pero debes tomar en cuenta que estas pagando por el conocimiento de profesionales que  se prepararon para eso, por fármacos, anestesia y el mantenimiento de un quirófano.

Por otro lado, es un gasto que harás sólo una vez y te olvidarás de la medicación anticonceptiva y ese dinero que significa criar todos esos perritos en cada parto.

Conclusiones

Las perras pueden parir varios perritos de una sola vez, lo cual puede terminar transformándose en un gran problema. Porque debes hallarles un hogar de adopción y cuidarlos correctamente hasta que ocurra. Para evitar esto debes planificar la fertilidad de tu perra.

Leave a Reply