¿Cómo hacer un Texto Expositivo?

Un texto expositivo es aquel que permite realizar un debate de cualquier tipo de tema, a fin de poder expresar los conceptos, hechos e ideas. De esta manera se puede llevar a cabo de manera objetiva.

Su objetivo primordial es también brindar información concisa a los lectores respecto a cualquier tema en específico. Por esto es que se considera de forma explicativa, debido a que explica y aclara una información en concreto, a fin que los oyentes entiendan de la mejor forma.

Esta clase de textos se pueden ver en varios tipos de textos tales como: Informativos, jurídicos, educativos, entre otros:

Elegir el tipo de textos a realizar

Al diseñar un texto que vaya a exponer un contenido informativo, se deben tener en cuenta diversos factores que vayan acorde a los lectores:

  • En caso que el texto vaya dirigido a un grupo de especialistas, este debe tener un vocabulario técnico y con especificaciones respecto a esta rama científica. Ejemplo, tesis, artículos científicos u otros
  • En caso que el texto vaya a un público en general, el texto debe ser divulgativo, un ejemplo de esta audiencia puede ser una comunidad educativa o periodística

Elegir una estructura ordenada y clara

La estructura se trata del texto expositivo que va desde la introducción hasta la conclusión del texto.

  • Introducción: Esta es la primera parte de la estructura del texto y en ella se debe expresar cual es el tema central, el enfoque y demás aspectos que considere importantes, pero recordando ser breves

Cabe destacar que en la estructura anteriormente mencionada no puede desarrollar ninguna premisa. Lo más importante es que este texto sea lo más interesante posible para el lector, pues de esta manera será como le convencerá de seguir leyendo.

  • Cuerpo del texto: Este se trata del desenlace y en este se debe desarrollar la información de una manera clara y concisa. Además, se deben incluir ejemplos y datos que permitan desarrollar su premisa
  • Conclusión: Esta es la parte final del texto, el cual debe contener un recuento acerca de las ideas centrales del desenlace. En esta parte no se debe colocar nueva información, pues no lo amerita

Normas a respetar de los textos expositivos

Los textos expositivos deben cumplir las siguientes normas:

  • Se deben hacer citas de los autores con obras que hayan contribuido a la información que haya usado en su obra
  • Debe intentar ser lo más objetivo posible
  • Intente colocar conectores y demás recursos gramaticales que considere pertinentes para facilitar la lectura
  • Siempre se debe redactar en tercera persona y nunca en primera persona, pues es brinda un aspecto poco profesional
  • El lenguaje que se use debe ser coherente y claro para que la lectura se amena

Utilice recursos que permitan una fluidez en la redacción

Aparte de los conectores, es conveniente que use en su texto cualquier otro recurso lingüístico que permita que el texto sea lo más sencillo de leer posible. Un ejemplo de esto son los siguientes que se mencionan:

  • Intente usar sinónimos de palabras que se deban repetir varias veces en el texto
  • La información se debe separar en párrafos, los cuales deben ser paralelos lingüísticos. Es decir que mientras se tienen un párrafo de tres líneas, no se puede ocupar un párrafo de una carilla para una premisa
  • Las oraciones no deben ser demasiado largas, es decir que estas no deben tener más de un renglón de duración. Lo mejor es dividirlas en dos o tres

Conclusiones

Con todas estas recomendaciones para tener éxito en sus textos expositivos, solo queda recordar que es mejor realizar previamente un borrador antes de realizar el resultado final. Además, es mejor tomarse un tiempo para organizar bien sus ideas antes de plasmarlas.

Leave a Reply